El Teatro Real, Historia de Madrid

Teatro Real

Infinidad de representaciones, múltiples reformas, usos muy variados y más de un siglo y medio de vida hacen del Teatro Real uno de los edificios históricos más importantes de Madrid. Símbolo de la cultura y de la arquitectura del Madrid del siglo XIX, el Teatro Real es imposible que pase desapercibido para cualquiera que se encuentre ante él, bien en la plaza de Isabel II o en la plaza de Oriente. Después de visitar la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando hoy recorremos otro lugar con mucha Historia, uno de los edificios más emblemáticos del centro de Madrid: el Teatro Real.

Teatro Real

UN TEMPLO PARA LA ÓPERA

Cuando sugeríamos en este blog dar un paseo por la zona de Ópera ya mencionamos el impresionante edificio del Teatro Real, símbolo inconfundible de esta zona del centro de Madrid. Inaugurado en 1850, este espacio de 65.000 metros cuadrados de superficie y una capacidad de casi 1.800 personas constituye uno de los teatros de ópera con más prestigio de Europa. Es la música que se interpreta en teatro quien da nombre a la zona y al metro de Ópera que está a sus pies.

Teatro Real

Funcionó como teatro de ópera desde su inauguración hasta 1925; después estuvo cerrado más de 40 años hasta que en 1965 se reabrió para representar obras sinfónicas. Posteriormente, a finales de los años 80, tuvo una importante remodelación hasta que en 1997 volvió a abrirse como teatro de ópera. El Teatro Real fue declarado Monumento Histórico en 1993.

Teatro Real

EL AMBIENTE PERFECTO PARA UNA GRAN REPRESENTACIÓN

El teatro ha capturado a la perfección el ambiente que tenían las representaciones de los espacios de ópera del S. XIX. Su avanzada tecnología actual permite cambiar decorados y ambientar escenas en muy poco tiempo.

Teatro Real

Buceando en la historia descubrimos que sus orígenes se remontan al año 1817, cuando Fernando VII manda remodelar la Plaza de Oriente y a su vez construir un teatro de ópera. Nada más y nada menos que 33 años duraron esas obras hasta que el teatro se inaugura por fin bajo el reinado de Isabel II.

Teatro Real

A partir de entonces su prestigio fue creciendo año tras año hasta convertirse en uno de los teatros de ópera más importantes de Europa. Fue precisamente a finales del S. XIX cuando el teatro alcanzó su máximo esplendor: se representaban entonces obras con las voces más importantes del momento. Si quieres hacer un recorrido virtual por el Teatro Real, puedes hacerlo en este enlace.

Teatro Real

VERDI EN EL REAL

Giuseppe Verdi, quizá el compositor de ópera más grande de todos los tiempos, no quiso perderse el estreno de su obra La forza del destino en el Teatro Real, y acudió en persona para supervisar la representación. Corría el año 1863.

Fotografía 01: Tony Rodrigo

Fotografía 03: Olivier Bruchez

Fotografía 04: Los Mininos

Fotografía 05: Álex Guerrero

Fotografía 06: PromoMadrid

Comentarios

  1. Avatar
    PeEme

    Estupendo recordatorio del Real.
    Para los mas interesados, merecen la pena las visitas guiadas que se organizan periódicamente y que dan a conocer los múltiples y sorprendentes secretos que el Real esconde, tanto artísticos como técnicos. Y para los interesados/escasos de tiempo esta vista virtual también ayuda: http://www.teatro-real.com/es/el-teatro/el-edificio/visita-virtual.

    Sugerencia: Id. sobre el Teatro de la Zarzuela

    Observación: Cuando Verdi vino a Madrid en 1863 a supervisar la representación de La Forza, ya se había estrenado el año anterior en el Mariinsky de San Petersburgo.

  2. Estate One Autor de la
    Entrada
    Estate One

    Muchas gracias por el comentario, PeEme!! Nos hemos tomado la licencia de añadir el enlace de la visita virtual que nos indicabas, no lo conocíamos y es de utilidad para quienes quieran hacerse una idea de cómo es el Real por dentro. Así que gracias de nuevo por tu aportación y por hacer crecer este blog. Nos apuntamos la sugerencia del Teatro de la Zarzuela, ya la teníamos en mente, jeje. Un saludo!

  3. Pingback: En el Teatro de la Zarzuela - Blog, dulce blog

  4. Pingback: Tetaro de la Zarzuela - Blog, dulce blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *