La Casa de las Flores

Casa de las Flores

La Casa de las Flores es una construcción singular de Madrid que destaca por sus balcones y sus zonas ajardinadas, y que se sitúa en el Barrio de Chamberí. El edificio está considerado uno de los más importantes de la arquitectura madrileña en la primera mitad del S. XX; de hecho, ha servido como ejemplo en numerosas ocasiones para alumnos de arquitectura. Se trata de un edificio de viviendas que se diseñó pensando en el barrio, el entorno, y sobre todo las personas (habitantes de la casa, vecinos de la zona y paseantes). Su constructor fue el arquitecto bilbaíno Secundino Zuazo, autor también de la Casa de las Abejas, inmueble del cual ya hablamos en este blog. El último de nuestros Rincones de Madrid fue el Campo del Moro; hoy hablamos de un bloque de viviendas que tiene mucho que ver con un jardín, dadas sus numerosas zonas verdes. Hoy es el turno de la Casa de las Flores.

Casa de las Flores

UN EDIFICIO INNOVADOR Y VANGUARDISTA

La Casa de las Flores es un conjunto residencial que hace esquina con la calle Princesa, en Chamberí, y que se construyó en 1931 como parte del Ensanche de Madrid. Desde el primer momento, Secundino Zuazo se planteó construir un edificio innovador y vanguardista, diferente a las típicas construcciones de viviendas que se hacían en la capital.

Casa de las Flores

Uno de los grandes logros del arquitecto bilbaíno fue integrar arquitectura y naturaleza para hacer del lugar un sitio agradable y habitable. En el interior del bloque se creó un gran patio abierto a la calle, ajardinado y peatonal, que permitía que la luz y el aire llegaran a las viviendas sin obstáculos. En total se levantaron 5 plantas y 288 viviendas. En las fachadas exteriores destaca el ladrillo visto, muy típico de las construcciones madrileñas, como ya sabemos. Una particularidad de la Casa de las Flores es que los espacios comunes permitían que los vecinos interaccionaran y vivieran en comunidad, algo que no ocurría en otras zonas residenciales de Madrid.

Casa de las Flores

El arquitecto dispuso de lugares específicos para colocar flores y plantas en todos los balcones y terrazas, jugando con las zonas ajardinadas. Éstas se convirtieron en un elemento diferencial de la casa hasta el punto de darle el nombre con el que se popularizó, la Casa de las Flores. Durante la guerra civil la casa sufrió importantes desperfectos, pero posteriormente fue rehabilitada. En 1981 fue declarada bien de interés cultural.

Casa de las Flores

¿SABÍAS QUÉ…?

La Casa de las Flores está muy relacionada con la literatura, pues en ella coincidieron importantes figuras de las letras. Allí vivieron el escritor madrileño Emilio Carrere y el poeta chileno Pablo Neruda. Este último solía frecuentar la compañía de Lorca, Miguel Hernández y Rafael Alberti, y resultaba habitual verlos a los cuatro por aquel entorno. Hay que tener en cuenta que el barrio tenía numerosas tabernas, imprentas, y unas bonitas vistas de Madrid, que congregaban a personalidades del arte y la cultura. El propio Neruda dijo que Miguel Hernández compuso algunos de sus versos en La Casa de las Flores: “vivía y escribía en mi casa”.

Fotografía 01: Luis García

Fotografía 02: Marjorie Apel

Fotografía 03: Tamorlan

Fotografía 04: Enrique Cordero

Comentarios

  1. Pingback: La Estufa Fría de Madrid - Blog, dulce blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *