La segunda residencia toma aire

segunda residencia

La segunda residencia poco a poco levanta el vuelo en el mercado de la vivienda española y su oferta se centra principalmente en inmuebles situados en nuestro litoral costero. Si la crisis económica aceleró el estallido de la burbuja inmobiliaria en España, la segunda residencia, abanderada sobre todo por apartamentos en la playa o cercanos a ella, sufrió muy especialmente las consecuencias. Se calcula que en algunos casos el estallido de la burbuja provocó en el sector inmobiliario especializado en viviendas de carácter vacacional un descenso en los precios de hasta el 60%. Fueron años muy duros, pues además de producirse esta devaluación tan importante, en muchos casos también se vio afectado el mantenimiento del entorno de las viviendas. La falta de liquidez provocó que las tareas de limpieza o cuidado de jardines y piscinas de muchas comunidades se abandonasen, para desesperación de los propietarios. Afortunadamente las cosas han cambiado en los últimos años, y la segunda residencia parece haber salido del bache. Prueba de ello es la subida de precios de inmuebles en zonas vacacionales, que se cifra en un 6,4% dentro del territorio peninsular, según Tinsa, y hasta un 9,4% dentro de las islas.

segunda residencia

RECUPERACIÓN MODERADA

No obstante, a pesar de este incremento de precios en la segunda residencia, aún estamos lejos de los números que se manejaban antes de la crisis. Por ejemplo, se estima que los precios de los inmuebles de la costa mediterránea están más de un 45% por debajo respecto a los de 2007. El dato invita a ser precavidos y tomar conciencia de que, a pesar de que se ha mejorado, aún queda un camino largo para que el mercado de la segunda residencia recupere su mejor versión. Según el informe de Tinsa, en el primer trimestre de 2017 las localidades mediterráneas con mayor tasa de variación interanual fueron Manilva (15%), Marbella (11,3%), Benidorm (10,9%), Dénia (9,7%) y Benalmádena (8,9%). De todas ellas es Marbella la que tiene un precio más alto, pues allí el m2 alcanza los 2.074€ (seguida por Benidorm, con 1.585€). Sitges es el destino más costoso del mediterráneo para adquirir vivienda vacacional, pues el m2 se cotiza por 2.812€, aunque allí la variación interanual se sitúa en un 5,2%. En cualquier caso, y como ya hemos dicho, los precios son mucho más asequibles que hace diez años, justo cuando el boom inmobiliario en España vivía su máximo apogeo. Por ello tenemos que ser prudentes y hablar de una recuperación moderada.

segunda residencia

EL IMPULSO DEL TURISMO

En su día ya hablamos de la relación entre el turismo y la segunda residencia; indudablemente el inversor extranjero ha supuesto un impulso importante para el mercado de este sector. Además del turismo extranjero, también el español ha ayudado a que las viviendas costeras vuelvan a venderse en España y sean consideradas de nuevo una inversión rentable. En general, el producto que se oferta oscila muchísimo dependiendo de la zona donde se busque y de la antigüedad del inmueble, pudiéndose encontrar desde apartamentos muy asequibles hasta viviendas de lujo construidas con materiales de última generación y dirigidas sólo a un público muy determinado. En este último aspecto, brillan con luz propia las zonas de Marbella y Baleares, que son el principal reclamo para el público que busca una segunda vivienda exclusiva. Los expertos indican que ahora es el momento de invertir, pues aunque los precios no parece que vayan a alcanzar las cifras de 2007, sí que van a seguir subiendo en los próximos años.

Fotografía 01: Ashley Buttle

Fotografía 02: Matt Kieffer

Comentarios

  1. Pingback: La vivienda crecerá hasta 2020 - Blog, dulce blog

  2. Pingback: Comprar casa en la playa - Blog, dulce blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *