El auge del build to rent

Build to rent

El build to rent (construir para alquilar) es una tendencia entre los inversores europeos que ya se impone en España. Se trata de invertir en vivienda nueva para después rentabilizar la inversión a través del alquiler. A diferencia de la compraventa de vivienda, que en los últimos tiempos tiende a moderarse en nuestro país, el alquiler sigue con los precios en ebullición (muy especialmente en nuestras grandes ciudades). Esta circunstancia ha provocado que muchos inversores hayan puesto la lupa en el alquiler. Sólo en la ciudad de Madrid se calcula que las viviendas de alquiler ocupan casi el 20% del parque residencial de la capital. Esta cifra no resulta muy elevada si la comparamos con la de otras capitales europeas (por ejemplo, en el caso de Berlín las viviendas de alquiler suponen el 85% del parque residencial berlinés), pero pone de manifiesto una demanda importante que no ha pasado desapercibida para los inversores. Y es que cada vez son más los inversores privados (sobre todo extranjeros) que ven en el alquiler una posibilidad clara de negocio, lo cual provoca que el build to rent día a día se asiente más en nuestro país.

Build to rent

LA RENTABILIDAD DE CONSTRUIR PARA ALQUILAR

Se calcula que cuando el inversor compra o construye edificios para alquilarlos suele obtener una rentabilidad que oscila entre el 5 y el 6%. El grueso de los inversores que practican en España el build to rent lo realizan en Madrid y Barcelona, si bien poco a poco van sumando otras ciudades a este modelo de negocio. Se calcula que casi un 23% de la población española vive de alquiler; en los últimos nueve años esta cifra ha subido casi un 3%, lo cual ha provocado un importante repunte en los precios. Si comparamos el precio actual de las viviendas de alquiler españolas respecto al de una década atrás, la diferencia resulta concluyente: entre 2007 y 2018, el precio del alquiler subió un 20% en nuestro país. Actualmente la demanda de viviendas de alquiler sigue siendo muy elevada en España, especialmente en ciudades como Madrid y Barcelona, donde apenas existe oferta. Esta situación está provocando que cada vez más inversores se planteen profesionalizarse en el mercado inmobiliario del alquiler dentro de nuestro país. En cualquier caso se trata de un porcentaje residual (tan sólo un 5%) si lo comparamos con los particulares que arriendan su vivienda en España (un 95%).

Build to rent

MÁS ALLÁ DE LA M-30

Dentro de la capital, las zonas que ofrecen una mayor rentabilidad para el alquiler son aquellas que se sitúan más allá de la M-30, pues el elevado precio de los inmuebles que se encuentran en zonas céntricas impide sacar una rentabilidad a corto plazo. Se considera que fuera de la M-30 el riesgo para el inversor es prácticamente nulo; así lo entienden también los inversores build to rent, que eligen generalmente los barrios de Vallecas, Carabanchel o Villaverde como sus principales destinos para invertir. Uno de los factores que más valoran los arrendatarios es que los inmuebles estén bien comunicados con el centro a través de transporte público, por lo que cualquiera de las zonas que comentábamos antes resultan atractivas de cara al alquiler. ¿Y cuál es el principal motivo de que el build to rent esté empezando a despuntar en España? Casi la totalidad de los analistas coinciden en señalar la dificultad de adquirir vivienda nueva como motivo principal: el alquiler sigue estando muy demandado, lo cual origina que el build to rent sea una gran oportunidad de negocio.

Fotografía: manuel m.v.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *