El alquiler de vivienda sigue desatado

El alquiler de viviendas sigue desatado

El alquiler de vivienda parece vivir instalado en una escalada de precios que no encuentra fin. Cuando hace unos meses decíamos en este blog que el alquiler estaba disparado, significábamos que las viviendas de alquiler habían aumentado sus precios un 10% en lo que iba de año (entonces nos encontrábamos a finales de octubre de 2017). Decíamos que ese aumento de precios se debía a la gran demanda de pisos de alquiler que había en Madrid y Cataluña (entre las dos comunidades sumaban el 40% de los inmuebles de alquiler que había en España), pues las dos grandes urbes españolas habían arrastrado tras de sí en esta subida a otras ciudades importantes. Es una realidad indiscutible que el alquiler ha vuelto a resurgir en España después de unos años difíciles, y esta subida generalizada de precios que vive ahora el sector resulta una prueba muy clara. Actualmente, los precios de los pisos de alquiler en el centro de ciudades como Madrid o Barcelona superan incluso a los que había antes de que estallara la burbuja inmobiliaria. Tanto es así que esta subida está actuando como onda expansiva hacia barrios más periféricos, donde los precios también están empezando a subir de forma notable.

El alquiler de viviendas sigue desatado

GRAN DEMANDA, ESCASA OFERTA

Sobre todo hay una circunstancia que ha provocado que en Madrid y Barcelona se haya desatado esta subida del alquiler: ésta es la escasez de oferta. El centro es la zona más demandada para alquilar un inmueble en cualquiera de estas dos ciudades; es muy significativa la rapidez con la que se venden allí los pisos hoy en día, y esta rapidez todavía es más acusada si nos referimos al alquiler. En estos momentos existe una gran demanda y una escasa oferta, lo cual ha provocado esta importante subida de precios. ¿Cuánto es esta subida? Dependiendo de la zona y de las características del inmueble, podemos estar hablando de una subida del doble o más en el precio del alquiler respecto al año pasado. No es extraño ver cómo en el centro de Madrid o Barcelona un inmueble por el cual el año pasado se pedían 1.000€ de alquiler ahora se piden 2.000€. Por si fuera poco, los pisos se alquilan con una velocidad inusitada (en ocasiones los anuncios de pisos de alquiler no llegan a durar ni horas), lo cual provoca que los precios no aflojen y sigan subiendo. Esto no es un fenómeno aislado, pues otras ciudades europeas como Londres o París ya habían experimentado importantes subidas en lo que respecta al alquiler, con la diferencia de que en esos países no se vivió recientemente un colapso de su sistema inmobiliario, tal y como ocurrió en España tras el estallido de la burbuja.

El alquiler de viviendas sigue desatado

PREOCUPACIÓN EN ALGUNOS SECTORES

Algunos economistas y expertos inmobiliarios ya han manifestado su preocupación sobre los precios que están alcanzando los pisos de alquiler en España. El Gobierno ha tomado cartas en el asunto lanzando el Plan Estatal de Vivienda, con el cual se pretende facilitar el acceso al alquiler para los más desfavorecidos, pero existen opiniones que cuestionan la eficacia de dichas políticas. Veremos qué ocurre y si se encuentra la forma de que los precios del alquiler emprendan pronto un camino de vuelta hacia la moderación.

Fotografía 02: Amtec Staffing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *