Libros para vivir, libros para decorar

Decorando con libros

Los libros tienen múltiples funciones: además de hacernos más cultos, más libres y más felices, nos ayudan a decorar nuestra vivienda. Hay algunos detalles en una casa que resultan insustituibles y sirven para crear eso que llamamos ambiente de hogar. Una buena mesa de centro. Una alfombra bien elegida. Muebles de colección. Plantas que purifican espacios. Y, por supuesto, una buena librería. Decía el escritor italiano Edmondo de Amicis que “una casa sin libros es una casa sin dignidad”, y en Estate One estamos bastante de acuerdo.

Libros para vivir, libros para decorar

Los libros, además de desvelar nuestras inquietudes y mostrar cómo somos, aportan un toque humano a la casa que no se consigue de ninguna otra forma. ¿Hay algo más triste que una casa sin libros? Gracias a los libros podemos transmitir esa sensación de que una estancia nos acoge. Y si pensamos en decoración, los libros también se revelan como fieles compañeros.

Libros para vivir, libros para decorar

Una buena biblioteca aporta color y calor a la casa; si disponemos de ella, debemos lucirla. Si, por el contrario, no tenemos una colección muy extensa, deberemos sacarle partido a los libros que tengamos y elegir el lugar propicio para que tengan todo su protagonismo. Por ejemplo, una estantería aislada en la pared es un sitio perfecto para que los libros destaquen.

Libros para vivir, libros para decorar

SEAMOS IMAGINATIVOS

Los libros nos estimulan para que nuestra imaginación vuele; ¿por qué no jugar entonces a ser imaginativos cuando los usemos en decoración? ¿Y si colocamos en casa una estantería original, que se salga de los convencionalismos y recree un espacio único? Una estantería en forma de casa, por ejemplo, para que los libros descansen en un lugar de cuento… ¿lo habías pensado?

Libros para vivir, libros para decorar

Por el contrario, los libros antiguos consiguen un toque de distinción y encajan mejor en un ambiente rústico. Si tenemos libros antiguos podemos destinarlos a las baldas de un mueble vintage para crear un espacio con personalidad.

Libros para vivir, libros para decorar

Pero los libros no tienen por qué estar siempre atados a la dictadura de los muebles: al liberarlos se consiguen resultados sorprendentes. Un pequeño grupo de libros situado estratégicamente en un lugar bien elegido, romperá con la monotonía y servirá para que allí se respire un aire de cambio.

Libros para vivir, libros para decorar

LIBROS EN EL CUARTO DE LOS PEQUES

Los libros son sugerentes con sus tamaños, formas y colores; hay que saber jugar con ellos para que luzcan en cada rincón de la casa. En el cuarto de los más pequeños los libros son especialmente importantes; hay que acostumbrar a los niños a sentirse rodeados de libros desde un primer momento, por eso éstos no pueden faltar en su habitación.

Libros para vivir, libros para decorar

Podemos ayudar a que los niños asocien el momento de diversión con el momento de lectura usando nuestra imaginación: los juguetes pueden llevarse muy bien con los libros si los dejamos interactuar. Un muñeco que pasea por un libro puede ser una imagen sugerente y que estimule al niño a la lectura. A lo mejor podemos colocar un juguete sobre un libro abierto en algún lugar de su habitación; ¿por qué no desordenar un poco su cuarto para que el niño sienta que los libros aportan originalidad a su espacio?

Libros para vivir, libros para decorar

Fotografía 05: Jorgeroyan

Fotografía 08: Curtis McHale

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *