Iglesia de San Antonio de los Alemanes

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

La Iglesia de San Antonio de los Alemanes es una de esos tesoros que Madrid esconde en el centro de la ciudad y que merece mucho la pena visitar. Hace no demasiado hablábamos en este blog de la Ermita de San Antonio de la Florida, una joya en pleno centro de Madrid que no todo el mundo valora lo suficientemente. La iglesia que visitamos hoy podría ser un caso parecido; por supuesto, en ella no vamos a encontrar un conjunto pictórico equiparable a los frescos de Goya que se encuentran en la ermita, pero sí que podremos admirar otras pinturas de incalculable valor. Al igual que ocurre con la ermita, la Iglesia de San Antonio de los Alemanes no destaca por su belleza desde fuera, pues se trata de una pequeña iglesia de aspecto más bien sobrio que difícilmente llamará la atención del paseante.

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

Pero el contraste que se produce al entrar es realmente impactante: una decoración exquisita con un imponente retablo y unas magníficas pinturas dejan sin habla al visitante, que no espera encontrar algo así cuando contempla la iglesia desde fuera. Se dice que las mejores esencias están recogidas en pequeños frascos: el dicho podría ser perfectamente atribuible a esta iglesia del S. XVII que al entrar invita a sentarse en alguno de sus bancos para admirar con calma cada uno de sus rincones. ¿Te apetece que la veamos juntos?

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

UN TEMPLO DEL ILUSIONISMO BARROCO

La Iglesia de San Antonio de los Alemanes se ubica donde se cruzan la calle Puebla y la Corredera Alta de San Pablo, en pleno barrio de Malasaña. El edificio es un magnífico exponente del barroco madrileño y fue terminado en 1633. Una de las peculiaridades de la iglesia es su planta elíptica (en España casi no hay iglesias con plantas así) y, sobre todo, los frescos que decoran su interior.

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

Es una verdadera maravilla observar cómo dentro de la iglesia dialogan los frescos con la arquitectura y las esculturas de los retablos, formando un conjunto artístico de incalculable valor. El conjunto es un gran ejemplo de lo que se ha dado en llamar ilusionismo barroco, con diferentes figuras interactuando y creando un efecto único de gran dinamismo.

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

Pero son los frescos los que destacan por encima del conjunto: cubren por completo las paredes de la iglesia decorándolas de forma espléndida, y forman una comunión perfecta con la preciosa cúpula que corona el techo. La cúpula estádecorada con pinturas que narran la Apoteosis de San Antonio, realizadas por el pintor asturiano Juan Carreño de Miranda. Los demás muros de la iglesia se decoran con obras de Francisco Rizi, Luca Giordano, Eugenio Cajés, o Nicolás de Cuadra, entre otros artistas.

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

VARIOS RETABLOS Y UNA CRIPTA

Pero además de las pinturas, también destacan en la iglesia diferentes retablos, cada uno de ellos con obras de distintos artistas. Siendo todos muy disfrutables, nos quedamos con el retablo mayor, obra del escultor Miguel Fernández en 1765. El retablo sustituyó a uno anterior que se incendió 40 años atrás; en él destaca la soberbia escultura de San Antonio con el Niño, obra capital del escultor portugués Manuel Pereira. Por último, una coqueta cripta a la que se accede bajando unas escaleras, esconde un pequeño altar con bancos para la oración. En resumen: una visita imprescindible en el centro de Madrid. Por si alguien tiene dudas, diremos que en 1972 la Iglesia de San Antonio de los Alemanes fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional.

Iglesia de San Antonio de los Alemanes

¿SABÍAS QUÉ…?

En sus orígenes la Iglesia de San Antonio de los Alemanes fue un hospital para portugueses cuando España y Portugal formaban parte del mismo reino. Sería ya en 1688 cuando decidió cambiarse la función del edificio, que pasó a ser un lugar de culto religioso para los católicos alemanes, muy numerosos en la Corte por aquellos entonces. Éste es el origen del actual nombre de la iglesia.

Fotografía 01: Javier González Zapatero

Fotografías 02 y 05: Alejandro

Fotografía 03: Enrique Cordero

Fotografías 04 y 06: Zarateman

Comentarios

  1. Avatar
    1. Estate One Autor de la
      Entrada
      Estate One

      Hola Ana, pues sí, es una joyita que se esconde nada menos que en el barrio de Malasaña. Te recomendamos que la próxima vez que pases por allí la visites. No te arrepentirás! Un saludo y gracias por comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *