El imponente Palacio de Cibeles

Palacio de Cibeles

El Palacio de Cibeles es un conjunto arquitectónico histórico de magnífico aspecto que domina el perfil del centro de Madrid. Cualquier turista que se acerca hasta la Plaza de Cibeles para hacer una foto a la estatua de la diosa, queda impactado por este palacio de fachada blanca, símbolo de la ciudad de Madrid y de la arquitectura modernista española. Actualmente el edificio es sede de las dependencias municipales del Ayuntamiento de Madrid, pero antes tuvo que pasar por un cuidado proceso de restauración.

Palacio de Cibeles

Poder decir que un edificio tan importante como éste sobrevive gracias a un trabajo de rehabilitación nos pone muy contentos, pues en Estate One pensamos que restaurar y acondicionar edificios que han sido históricos es un verdadero acierto para cualquier ciudad. Hace unas semanas hablábamos de Caixaforum Madrid como ejemplo de edificio rehabilitado; hoy hablamos del Palacio de Cibeles, una edificación inconfundible del centro de Madrid. ¿Quieres conocer su historia?

Palacio de Cibeles

UN SÍMBOLO DE LA MODERNIDAD URBANÍSTICA

El Palacio de Cibeles se llama así desde el año 2011, pero antes era conocido como Palacio de Comunicaciones. Empezó a construirse en 1907, aunque no se inauguraría hasta 12 años después, en 1919. Originariamente era el edificio de correos, telégrafos y teléfonos de la capital.

Palacio de Cibeles

Detrás de su llamativa fachada blanca, se ubican dos edificios unidos que ocupan un espacio de 30.000 m2. El proyecto lo desarrollaron los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi tras ganar un concurso convocado por el estado, y al diseñarlo se plantearon el reto de conjugar estilos tradicional y moderno.

Palacio de Cibeles

Esta edificación monumental no estuvo exenta de polémica, pues se levantó donde antes estaban los Jardines del Buen Retiro, lugar de esparcimiento de los madrileños, que vieron como desaparecía una de sus zonas de ocio. El impacto que este gran edificio supuso para la ciudad fue enorme, pues marcó una tendencia de modernización para las posteriores edificaciones que fueron levantándose en la capital.

Palacio de Cibeles

También supuso un hito para la carrera de Palacios y Otamendi, que serían requeridos después para importantes proyectos urbanísticos. El palacio se considera uno de los primeros edificios modernistas de España, y en él se mezclan diferentes estilos, como el neoplateresco y el barroco salmantino (recordemos la preciosa Plaza Mayor de Salamanca, un claro ejemplo de arquitectura barroca). En 1993 fue declarado Bien de interés cultural, pero a partir de entonces el edificio fue cayendo en desuso, debido a la disminución del correo postal.

Palacio de Cibeles

CENTROCENTRO CIBELES: EL RINCÓN CULTURAL DEL PALACIO

Fue en el año 2007 cuando se decidió que el palacio de Cibeles sería el lugar que ocuparía el Ayuntamiento de Madrid.

Palacio de Cibeles

Entonces el edificio se rehabilitó y se modernizó, y en ese proceso se creó el CentroCentro Cibeles, un espacio cultural destinado a exposiciones, ciclos musicales y conferencias. CentroCentro se inauguró en 2011, y desde entonces un millón de personas lo visitan cada año.

Palacio de Cibeles

El espacio cuenta con cinco plantas de exposiciones y un auditorio, donde tienen lugar conciertos y coloquios. En 2011 se cambió la iluminación del palacio, instalándose lámparas LED para realzar la belleza del inmueble.

Palacio de Cibeles

¿SABÍAS QUÉ…?

Cuando en 1907 comenzaron las obras del edificio, los madrileños lo llamaban irónicamente “Nuestra Señora de las Comunicaciones” debido a la envergadura del proyecto. Era tal la cantidad de materiales de construcción que se utilizaron (cerca de 2.000 toneladas de hierro y 6.000 m3 de piedra) que el Paseo del Prado quedó colapsado más de una vez durante las obras.

Fotografía 01: Edgardo W. Olivera

Fotografía 02: M. Peinado

Fotografías 03, 05, 07 y 08: Rubén Vique

Fotografía 04: Jacinta Lluch Valero

Fotografía 06: Manuel

Fotografía 09: kuhnmi

Comentarios

  1. Pingback: La Plaza de Cibeles hace décadas - Blog, dulce blog

  2. Pingback: Instituto Cervantes de Madrid - Blog, dulce blog

  3. Pingback: El fastuoso Palacio de Linares - Blog, dulce blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *