La magia del Templo de Debod

Templo de Debod

Adentrarse en el misterioso Egipto y pasear entre los restos de un magnífico templo sin salir del centro de Madrid es posible gracias al Templo de Debod. Seguro que más de un turista que caminaba despistado por Plaza España habrá tenido que pellizcarse cuando ha visto ante sus ojos la silueta de un monumental templo egipcio, y es que este brutal contraste de estilos en pleno centro urbano puede verse en muy pocas ciudades del mundo. El Templo de Debod es uno de los lugares más mágicos del centro madrileño, y a él le dedicamos el espacio de nuestra sección Rincones de Madrid, que habíamos dejado visitando el Parque del Capricho.

01-debod

UN POCO DE HISTORIA

Fue en el año 1968 cuando Egipto regaló esta pequeña joya a España como muestra de agradecimiento por la ayuda prestada para salvar los templos de Nubia. El templo se ubicó en el centro de la ciudad, muy cerca de Plaza España y colindando con el Paseo del Pintor Rosales, y al colocarse se respetó su orientación original.

Templo de Debod

Se calcula que tiene más de 2.200 años de antigüedad, y en su día se construyó muy cerca del río Nilo, en la ciudad egipcia de Debod (en memoria de Amón de Debod e Isis). Se piensa que antiguamente debió existir un santuario en el lugar donde se levantó el templo. Cuando el monumento fue oficialmente donado a España se trasladó por mar hasta Valencia, y desde allí debieron usarse 90 camiones y más de 1.300 cajas para transportarlo hasta Madrid.

Templo de Debod

EL ANTIGUO EGIPTO EN PLAZA ESPAÑA

Instalar el Antiguo Egipto en Plaza España no resultó una tarea sencilla. La instalación tuvo que realizarse en dos partes: primero se montaron los bloques originales y sus dos portales (y se aprovechó para plantar los jardines que acompañarían al templo); después se reconstruyeron algunas zonas deterioradas o perdidas y se cubrió la terraza para resguardarla de la lluvia.

Templo de Debod

En total fue un año y medio el tiempo que se empleó en colocar la joya arquitectónica en Madrid, y fue en el verano de 1972 cuando el templo quedó totalmente instalado. Para nosotros es uno de los lugares más especiales del centro de Madrid, y si lo visitas en el momento de una puesta de sol disfrutarás de un espectáculo visual único: te lo recomendamos.

Templo de Debod

UN VERDADERO ROMPECABEZAS

¿Sabías que cuando el templo se trajo a España vino con las piezas sin numerar? Esto provocó que su instalación resultase mucho más compleja de lo previsto: tan sólo un mapa, un croquis del alzado y algunas fotos sirvieron de ayuda para la tarea.

Templo de Debod

Fotografía 01: Fernando García

Fotografía 02: dr_zoidberg

Fotografía 03: Javier Valero Iglesias

Fotografía 04: Marcio

Fotografía 05: Harshil Shah

Fotografía 06: Antonio Tajuelo

Comentarios

  1. Pingback: Plaza de España, corazón de Madrid - Blog, dulce blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *