Producir la energía en casa

Producir la energía en casa

Producir la energía en casa es una alternativa que cada vez se utiliza más en Europa para que el consumo energético sea sostenible. Hace unos días hablábamos en este blog de las viviendas de consumo energético casi nulo, y decíamos entonces que a partir del 31 de diciembre de 2021 comenzaba en Europa una nueva era para la edificación, pues ésta era la fecha marcada por la Unión Europea para que todas las edificaciones de viviendas tengan un consumo energético casi nulo. El pasado 5 de abril entró en vigor en España el Real Decreto de Autoconsumo, mediante el cual se regulan las condiciones del autoconsumo de energía eléctrica en nuestro país. Dicho decreto, entre otras cosas, establece tres modalidades de autoconsumo, y regula diferentes aspectos de la instalación eléctrica, como la potencia de instalación o el régimen económico. En general, el decreto persigue que se reduzcan las emisiones de CO2, pues permite muchas más facilidades para generar energía solar a través de placas fotovoltaicas. Nosotros en este blog ya planteamos en su día la pregunta de si sería viable en Madrid producir la energía a través de placas solares, y este decreto recientemente aprobado facilita mucho las cosas, pues ha eliminado una serie de requisitos técnicos que encarecían considerablemente la instalación de estas placas.

Producir la energía en casa

PERMITIENDO EL CONSUMO COLECTIVO

Se calcula que en España existen unas 15.000 viviendas con paneles solares instalados. Esta cifra resulta muy pobre si la comparamos con otros países europeos que llevan ya muchos años trabajando en favor de las energías renovables. Sin ir más lejos, se calcula que en el Reino Unido son 800.000 las viviendas que cuentan con placas solares, y si nos vamos a Alemania la cifra sobrepasa de largo el millón y medio de hogares. Si se piensa con frialdad, no deja de ser paradójico lo que ocurre en nuestro país, pues ¿qué mejor país de Europa que España para aprovechar la energía del sol? Ningún país europeo tiene un sol como el nuestro, pero es imposible aprovecharlo sin una política que impulse las energías renovables. El Real Decreto del Autoconsumo busca que por fin esta situación cambie, y como muestra de ello basta decir un dato: antes sólo podía instalar placas solares quien contaba con una vivienda unifamiliar en propiedad, mientras que ahora con el nuevo decreto se permite el consumo colectivo. Esto es muy importante, ya que se calcula que el 65% de las viviendas españolas son colectivas, y este gran porcentaje de la población que antes no podía producir la energía solar en casa ahora sí que puede hacerlo.

Producir la energía en casa

TODAVÍA UN LARGO CAMINO

No obstante, a pesar del importante avance que supone la implantación de este decreto, todavía queda un largo camino por recorrer hasta que en España podamos suministrar nuestra propia energía en casa. Así lo manifiestan algunos expertos, que señalan que en España todavía existe cierta reticencia respecto a este tipo de energías por parte de la población, ya que su uso nunca ha sido un hábito en nuestro país. Dichos expertos convienen en que son necesarios más casos de éxito para que la población vea que esta forma de abastecimiento de energía es posible y es real, y además supone un importante ahorro para el consumidor. Asimismo, si se fomentan más campañas de información por parte de las autoridades se conseguirá con el tiempo que el consumidor considere que esta forma de obtener energía sea una opción muy a tener en cuenta.

Fotografía 01: Emilio J. Rodríguez Posada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *