Vivienda, mejor sostenible

Vivienda, mejor sostenible

En el sector inmobiliario cada vez se valora más que una vivienda sea sostenible y respetuosa con el medioambiente. La sociedad es consciente de que sólo tenemos un planeta y debemos adquirir un compromiso en preservarlo. Es imprescindible que sepamos convivir en armonía con nuestro entorno: el sistema inmobiliario español ha tomado buena nota de esta realidad, y una prueba de ello es que la gran mayoría de las viviendas que se construyen actualmente son sostenibles. Hace poco hablábamos en este blog de producir la energía en casa, una alternativa que cada vez se usa más en Europa, y que supone un gran alivio para nuestro planeta. A partir del año 2021 todas las viviendas construidas en Europa deberán tener un consumo energético casi nulo, pero el comprador de vivienda se está anticipando a esta medida y ya busca que su vivienda sea sostenible. Podemos decir que el cliente está comprometido con la eficiencia energética, así como también lo está el sector inmobiliario.

Vivienda, mejor sostenible

COMODIDAD Y VENTAJAS

El comprador de vivienda es consciente de que, al adquirir una vivienda sostenible, además de estar ayudando a la salud del planeta consigue un ahorro considerable en sus facturas del hogar (se calcula un ahorro medio de unos 4.000€ al año en un inmueble energéticamente eficiente). Parece claro que la vivienda del futuro es sostenible, y así lo entiende el comprador de vivienda, que hoy en día busca y demanda este tipo de productos en el sector inmobiliario. Además del ahorro que hemos dicho, una vivienda sostenible es comodidad para su propietario. Hoy en día estas viviendas están muy ligadas a la domótica y la automatización, por lo que resulta muy sencillo y cómodo manejarlas mediante la tecnología. Las formas que tienen estos inmuebles suelen ser sencillas y compactas, ya que son casas pensadas para aprovechar al máximo la energía. Se trata de inmuebles cómodos, que favorecen el bienestar y la habitabilidad. Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que una vivienda convencional no puede competir casi en ningún aspecto con una vivienda sostenible.

Vivienda, mejor sostenible

UN AGENTE CLAVE

Debemos edificar de forma sostenible y respetando el medioambiente. Este mensaje, que bien podría ser la conclusión de todo lo dicho, ya ha calado en el comprador de vivienda, como así lo demuestra su creciente compromiso con la eficiencia energética. Dicho compromiso está siendo alentado por algunas medidas que incentivan el consumo de viviendas sostenibles. Tal es el caso de las hipotecas verdes, un producto financiero que favorece la compra de viviendas energéticamente eficientes, y del cual pronto hablaremos en este blog. Es evidente que el sistema inmobiliario es un agente clave para reducir el impacto ambiental, y como tal deberá comportarse siempre, ahora y en el futuro.

Comentarios

  1. Pingback: Hipotecas verdes para casas sostenibles - Blog, dulce blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *