El valor de una buhardilla

buhardillas

Una buhardilla además de aportar originalidad a una estancia ayuda a revalorizar la casa. Así lo dicen diferentes promotoras inmobiliarias, que cifran hasta en un 15% el incremento de precio que puede tener una vivienda que disponga de buhardilla. ¿Por qué seducen las buhardillas al comprador? ¿Qué les hace ser tan valoradas? Ya hemos dicho en este blog que la luz es el tesoro de una casa, y dentro de una estancia una buhardilla es el mejor cómplice de la luz. Cuando una habitación recibe la luz de forma cenital, la estancia se ilumina más y se potencia la sensación de amplitud. Es muy agradable alzar la vista en un espacio cerrado y poder ver el cielo, el sol o las nubes. En este sentido, las buhardillas son únicas, porque transmiten sensación de libertad, de que nuestra casa se prolonga un poco más allá del techo. Permiten sentirnos en un espacio más abierto y conectado con el exterior, algo que el comprador de un inmueble valora muy positivamente.

el valor de una buhardilla

TRASTEROS QUE AHORA SON BUHARDILLAS

Antiguamente la mayoría de las buhardillas se ubicaban en las zonas destinadas a los trasteros. Pero la arquitectura evoluciona y también los gustos de la gente: una buhardilla sirve para romper la simetría de las casas y consigue que una estancia resulte diferente, con una estructura distinta y un toque más personal. Así lo han entendido muchos arquitectos, que con el tiempo han ido proponiendo estancias abuhardilladas en inmuebles de forma cada vez más habitual. Esta circunstancia se une a otra de carácter económico: los pisos en ciudades como Madrid, Barcelona, San Sebastián o Vitoria son cada vez más caros, lo cual influye en que el propietario intente aprovechar al máximo su espacio. Por esta razón, en muchas viviendas de estas ciudades se ha reformado la zona que antiguamente se destinaba al trastero para sacar una habitación más. Estas habitaciones con buhardillas han servido para aprovechar más la casa, y además ese espacio con el techo inclinado aporta originalidad.

el valor de una buhardilla

¿PERO MI CASA TENÍA ESTAS VISTAS?

En algunos inmuebles antiguos que tenían un trastero abuhardillado, los propietarios se han visto sorprendidos después de reformar ese espacio para usarlo como habitación y encontrarse con unas magníficas vistas. De esta manera, los inmuebles pasaron de tener un lugar que sólo se usaba para almacenar trastos viejos a tener una pequeña estancia que ofrece nuevas vistas a la ciudad, o en algunas ocasiones al mar. En estos casos el valor añadido que aporta la reforma es enorme, pues además de ampliar el espacio habitable de la casa permite disfrutar de un paisaje nuevo. Por otro lado, a los niños les encantan las estancias originales y creativas, y las habitaciones abuhardilladas cuentan con un espacio diferente, por lo que una habitación con buhardilla puede ser un excelente cuarto para un niño. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que los techos inclinados reducen espacio, por lo que la superficie de la zona abuhardillada debería ser siempre superior a 30 metros cuadrados.

el valor de una buhardilla

¿SABÍAS QUÉ…?

El inventor de la buhardilla fue un arquitecto francés llamado François Mansart (1598-1666). Él fue el primero que tuvo la idea de abrir una ventana a la altura del tejado en las residencias parisinas de su época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *