Certificados que miden la sostenibilidad de un edificio

Certificados que miden la sostenibilidad de un edificio

Existen diferentes certificados que sirven para medir la sostenibilidad de un edificio y el impacto que éste tiene en el medioambiente. En su día ya dijimos en este blog que a partir de 2021 todas las viviendas que se construyan deberán tener un consumo casi nulo. Esta medida, que fue aprobada por la Unión Europea, ha supuesto un antes y un después para la construcción en Europa, pues garantiza que todos los edificios que se construyan a partir de esa fecha adquieran un compromiso con la sostenibilidad. Dichos edificios deberán apostar por las energías renovables y evitar la emisión de gases de efecto invernadero, dos medidas imprescindibles para que pueda haber un equilibrio entre el desarrollo urbanístico y el respeto al medioambiente. En lo que se refiere a certificados, habría que distinguir entre los certificados energéticos y los que miden la sostenibilidad de un edificio. Aunque los dos tipos de certificados son parecidos, no son exactamente lo mismo. Los certificados energéticos cuantifican la energía que consume un edificio; esto es, la eficiencia energética de un edificio. En cambio, los certificados de construcción sostenible van un paso por delante, pues además de la energía que consume el edificio se fijan en la contaminación del mismo, su consumo de agua, qué tipo de materiales han sido utilizados para su construcción y qué residuos han generado, entre otros factores.

Certificados que miden la sostenibilidad de un edificio

CERTIFICACIONES ENERGÉTICAS SOSTENIBLES

Ya sabemos que una vivienda de hoy debe ser sostenible y que el inversor actual tiene muy en cuenta que el inmueble que se dispone a adquirir cumpla con los requisitos exigidos en cuanto a sostenibilidad se refiere. Para ello existen las certificaciones energéticas, o dicho con otras palabras: documentos oficiales que califican energéticamente a los inmuebles. Normalmente estos documentos suelen ser expedidos por las Comunidades Autónomas correspondientes, pero también hay otros documentos expedidos por empresas privadas que además de medir la eficiencia energética del inmueble, analizan su sostenibilidad. Veamos los tres más destacados.

• Breeam®: este certificado evalúa nada menos que 49 requisitos repartidos en diez categorías diferentes. La suma de todas ellas sirve para hacerse una idea exacta de cuál es el grado de sostenibilidad del edificio: cuánta agua y cuánta luz consume, qué tipo de materiales se utilizaron en su construcción y cuál es el grado de toxicidad de éstos, qué clase de aislamiento acústico y térmico tiene, etc. Todos estos datos Breeam® los pone sobre la mesa para favorecer la construcción de edificios respetuosos con el planeta.

• Passivhaus: ya hemos hablado en este blog de las viviendas pasivas; este tipo de certificación cuantifica las técnicas de construcción pasivas en cuanto a ventilación y asilamiento térmico o acústico se refiere. Las casas de construcción pasiva usan recursos de la arquitectura bioclimática para conseguir una máxima eficiencia energética.

Leed: también hemos hablado de esta certificación en este blog. Se trata de un sello desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estado Unidos que se usa desde 1993. Sirve para certificar la sostenibilidad de un edificio en base a nueve categorías diferentes. Hoy en día este sistema de certificación es muy usado para avalar la sostenibilidad de un inmueble.

Certificados que miden la sostenibilidad de un edificio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *