Un colegio revaloriza una vivienda

Un colegio revaloriza una vivienda

Una vivienda cercana a un colegio es más valorada por un comprador que una vivienda que no lo es. Esta circunstancia se cumple especialmente en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, donde el uso del coche o del transporte público puede implicar una pérdida de tiempo diaria muy a tener en cuenta. Cuando hace un tiempo hablábamos en este blog de cómo es el comprador de vivienda, decíamos que una de las cosas que más valoraba éste era la calidad de vida. Y es que cuando alguien se compra un inmueble, lo hace para vivir lo mejor posible y con las mayores comodidades. En este sentido, no es de extrañar que el comprador de vivienda tenga en consideración la cercanía de algún colegio a la casa que vaya a comprar, pues como hemos dicho, disponer de un colegio cerca de casa en grandes ciudades supone un ahorro importante de tiempo para las familias con hijos, y al final el tiempo es sinónimo de calidad de vida. Está comprobado que en las zonas de Madrid con más recursos económicos, el coste de los inmuebles que se encuentran cerca de algún colegio es más elevado que el de aquellos que no lo están. Aún así, muchos de los compradores de las zonas más costosas de Madrid prefieren elegir este tipo de inmuebles, para evitar que sus hijos dependan del coche o del transporte público. Lo analizamos en el blog de Estate One.

Un colegio revaloriza una vivienda

GANÁNDOLE TIEMPO AL TIEMPO

Se calcula que en el centro de Madrid se mueven cada día un millón de vehículos para llegar al trabajo. La compañía americana Inrix Globalespecializada en aplicaciones móviles relacionadas con el tráfico y los vehículos, analizó cuánto tiempo pierde de media un madrileño por culpa de los atascos, y concluyó que eran 42 horas al año. Por otro lado, si al tiempo que se pierde diariamente en desplazarse hasta el lugar de trabajo tenemos que sumar el de llevar los hijos al colegio, el resultado puede llegar a ser desesperante (especialmente en esos días en los que aparecen elementos inesperados, como la lluvia o un accidente que ralentice el tráfico). El tiempo es uno de los tesoros más valiosos que tenemos, y si se puede conseguir tiempo con una vivienda próxima a un colegio, muchos compradores no lo dudan y prefieren pagar un poco más para disponer de esta ventaja. Y es que, además del tiempo que se gana, también se gana en salud; no olvidemos que la hora en la que hay que llevar y recoger a los niños del colegio es hora punta, y el estrés que supone utilizar el coche a esta hora a la larga repercute en la salud del conductor. Hace unas semanas comentábamos en este blog que Boadilla del Monte es un destino residencial muy cotizado en Madrid; además de las zonas verdes que allí hay, el comprador valora especialmente la gran cantidad de servicios que están accesibles en Boadilla, y uno de ellos son los colegios, bastante numerosos en la localidad madrileña.

Un colegio revaloriza una vivienda

HASTA UN 4% MÁS CAROS

Algunos estudios han demostrado que en Madrid los inmuebles próximos a colegios son un 4% más caros que otros inmuebles de las mismas características y en la misma zona, pero sin contar con un colegio cerca. Asimismo, la oferta para comprar este tipo de inmuebles se reduce considerablemente respecto a inmuebles que no tienen un colegio cerca (más de un 80%), lo cual quiere decir que, a pesar de ser pisos más costosos, el comprador lo asume para invertir así en calidad de vida. Esto provoca que en algunos casos, el comprador de vivienda decida cambiarse de zona precisamente para poder disponer de una casa cercana a un colegio. En este tipo de casos el inversor suele buscar casas espaciosas y familiares, y además de la proximidad con algún centro educativo se valora muy positivamente que el inmueble cuente con lugares de esparcimiento como terrazas o espacios donde organizarse como trasteros.

Fotografía 01: Brujuleo

Fotografía 02: Luis García

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *