Instituto Cervantes de Madrid

Instituto Cervantes

El Instituto Cervantes es una de las construcciones más reconocibles del centro de Madrid: popularmente se le llama Edificio de las Cariátides. Además de destacar por su aspecto monumental y su estilo neoclasicista, el edificio llama la atención por estar rematado con chaflanes que rompen con la rigidez de sus formas. Pero sin duda son las cuatro imponentes estatuas con forma de mujer lo más llamativo del inmueble. Estas estatuas, que funcionan como columnas en su fachada principal, han originado el sobrenombre de Edificio de las Cariátides con el que se ha conocido siempre al inmueble.

Instituto Cervantes

Se trata de uno de los edificios clásicos más llamativos del casco urbano madrileño, pero a nosotros el espacio nos interesa especialmente por representar otro ejemplo de rehabilitación en nuestra ciudad. El Instituto Cervantes ocupa el lugar que antes ocuparon diferentes sedes financieras; gracias a un buen trabajo de rehabilitación ahora los madrileños disponen de una institución dedicada a la cultura en un edificio arquitectónico histórico y singular. Después de nuestra visita al Cine Doré, hoy volvemos a demostrar que Rehabilitar es Habitar de la mano del Instituto Cervantes.

Instituto Cervantes

UN PASADO MUY FINANCIERO

El Instituto Cervantes se sitúa en la confluencia de las calles Alcalá y Barquillo, frente al Banco de España, muy cerca del Palacio de Cibeles, del cual ya hablamos en este blog. El edificio debe su gran tamaño al hecho de estar formado por dos fincas limítrofes. Una de esas fincas fue construida en 1918 por los arquitectos Palacios y Otamendi, y la otra en 1947 por el arquitecto Manuel Cabanyes (la adhesión de esta última finca supuso la ampliación de la sede original). Inicialmente el lugar fue la sede del Banco Español del Río de la Plata, después del Banco Central Hispano, y más tarde del Instituto de Crédito Oficial. No es casualidad que todas las entidades que ocuparon el lugar fueran de carácter financiero, ya que en el Madrid de principios de siglo era la calle Alcalá el sitio elegido por los bancos para establecer sus sedes.

Instituto Cervantes

En cualquier caso, el Edificio de las Cariátides fue el primero destinado a oficinas en toda la capital madrileña. Sin duda se trata de un edificio de columnas, pues además de las cuatro con forma de mujer ya mencionadas, a lo largo del inmueble destacan hasta diez grandes columnas de estilo corintio que otorgan al lugar un aspecto imponente y majestuoso. Antes de este edificio, el lugar lo ocupaba un palacio ya desaparecido, el del Marqués de Casa Irujo.

Instituto Cervantes

UN LUGAR PARA LA CULTURA Y LAS LETRAS

El edificio fue adquirido por el Ayuntamiento de Madrid, y dada su singularidad e importancia arquitectónica (el inmueble forma parte de los edificios protegidos de la ciudad), se decidió destinar su espacio para la sede del Instituto Cervantes. Se trata de una institución destinada a promover la difusión de la cultura española e hispanoamericana a través de exposiciones, mesas redondas y conferencias.

Instituto Cervantes

No nos cansamos de repetir lo importante que es para una ciudad rehabilitar sus edificios históricos y monumentales para otorgarles una segunda vida y ponerlos al servicio del ciudadano. Éste es el caso del Instituto Cervantes. El lugar cuenta con oficinas, salas de exposiciones, una biblioteca, una hemeroteca y un auditorio con capacidad para 1.200 personas.

Instituto Cervantes

¿SABÍAS QUÉ…?

El edificio del Instituto Cervantes conserva en su sótano la cámara acorazada que tenían las anteriores sedes bancarias. En la actualidad la sala tiene el nombre de Caja de las Letras, y se encuentra prácticamente igual que como estaba en su día. En algunas de sus cajas fuertes se custodian originales de escritores, con una fecha indicada por éstos para que los trabajos vean la luz.

Instituto Cervantes

Fotografía 01: Jean Robert Thibault

Fotografía 02: Juan Antonio Segal

Fotografía 03: Fred Romero

Fotografías 04, 05 y 07: Luis García

Fotografía 06: Emilio

Comentarios

  1. Pingback: El fastuoso Palacio de Linares - Blog, dulce blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *