El arte de iluminar una casa

El arte de iluminar una casa

Iluminar una casa de la mejor manera es sacarle el máximo partido para que cada estancia y cada detalle luzca. Nosotros ya dijimos hace un tiempo en este blog que la luz es el tesoro de una casa, pero esto no sólo lo decimos nosotros: también lo dicen los interioristas, que consideran la luz como un elemento clave para decorar una vivienda. Buena prueba de ello es que en muchas escuelas de interiorismo o de diseño la luz tiene un estudio pormenorizado. ¿Alguna vez te has parado a pensar si tu casa está bien iluminada? No se trata tanto de pensar qué tipo de lámpara vamos a usar en una estancia, sino de pensar también en el entorno donde va a estar colocada esa luz. ¿De qué colores y materiales son los objetos y las paredes que rodearán la luz? ¿Cómo la reflejarán? ¿Cómo es la iluminación natural que recibe la estancia? ¿Cómo dialogará esa luz natural con la luz artificial que pongamos? Todas estas cuestiones son fundamentales para poder sacarle el máximo partido a cada estancia de la casa. Los expertos en decoración coinciden en que, antes de comprar un mueble, es necesario estudiar la luz de la estancia donde éste se va a ubicar, porque los colores y los materiales se comportan de forma diferente y causan efectos distintos dependiendo de la luz que reciben.

El arte de iluminar una casa

LA LUZ ADECUADA EN CADA ESPACIO

Algunos decoradores e interioristas dicen que la primera forma de decorar una estancia es pensar en la luz que va a recibir. Así es; la luz define los espacios y, en cierto modo, los decora. Por lo tanto deberemos aprovechar la luz para sacar el máximo partido a cada rincón de la casa. Antes de iluminar una estancia lo primero que debemos hacer es preguntarnos si estamos aprovechando toda la luz natural que esa estancia puede recibir. Esta pregunta es básica, ya que muchas veces los espacios se nos apagan porque desaprovechamos la luz exterior. ¿Tenemos cortinas o estores que dejan pasar la luz? ¿Las persianas de las estancias están lo suficientemente subidas? ¿Favorecemos la refracción de la luz natural utilizando espejos? Una vez resolvamos este tipo de aspectos es cuando debemos pasar a la siguiente fase: plantearnos qué tipo de luz artificial vamos a utilizar. Para ello tendremos que saber qué iluminación queremos que tenga nuestra estancia. Aunque existen muchos tipos de luz y muchas formas de iluminar una habitación, como norma general podríamos decir que la luz debe ser siempre acogedora. En este sentido, hay que huir de una excesiva iluminación, pues ésta puede causar incomodidad. A nadie le gusta sentirse en una casa como si estuviera en un interrogatorio o en la consulta del dentista; por eso una luz cálida y no excesivamente intensa puede ser una gran elección. En cualquier caso, es muy importante considerar las dimensiones del espacio que vamos a iluminar para elegir la potencia de la lámpara que usemos.

El arte de iluminar una casa

ALGUNAS CLAVES

Aunque cada persona es un mundo y cada cual elige a su gusto el ambiente que va a tener su casa, hay ciertas consideraciones respecto a la luz que resultan interesantes. Por ejemplo, en un dormitorio la luz cálida debería ser casi una obligación, pues el dormitorio es un lugar de descanso y este tipo de luz favorece la relajación.

El arte de iluminar una casa

Para crear ambientes más íntimos, una lámpara de sal puede ser una opción a considerar. En lugares como el comedor o la cocina (si ésta se utiliza para comer), habrá que tener en cuenta la altura a la que se coloquen las lámparas para no molestar o deslumbrar a los comensales (pocas cosas hay más desagradables que comer siendo molestado por una luz).

El arte de iluminar una casa

En el salón, para una zona de lectura, una luz blanca o neutra que no provoque grandes contrastes con sombras muy marcadas es la mejor opción. En el baño es importante aprovechar al máximo la luz natural, ya que es la que mejor reproduce los colores. Además, la luz artificial que utilicemos allí debería ser de una tonalidad neutra o fría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *