El Mercado de San Antón

Mercado de San Antón

El Mercado de San Antón es un nuevo concepto de mercado, donde se conjugan tradición y modernidad para ofrecer todo tipo de productos alrededor de la comida. Hace unas semanas hablábamos en este blog de Platea Madrid, un espacio de ocio gastronómico situado en el Barrio de Chamberí. El Mercado de San Antón podría emparentarse con Platea, pues se trata de un lugar donde además de encontrar los mejores productos para hacer la cesta de la compra, se puede disfrutar de actividades culturales y degustar buenísimos platos.

Mercado de San Antón

El mercado se sitúa en pleno corazón de Chueca, concretamente en el número 24 de la calle Augusto Figueroa, y es el rincón que hemos elegido para nuestra sección Rincones de Madrid, que anteriormente habíamos dejado en el Parque Lineal del Manzanares.

Mercado de San Antón

UN MERCADO VIVO Y CAMBIANTE

Tenemos que retroceder al S. XIX para remontarnos a los orígenes del Mercado de San Antón. Entonces el mercado se organizaba en torno a cajones de madera, y su proximidad a la Parroquia de San Antón sirvió para darle nombre.

Mercado de San Antón

Pero si pensamos en el mercado de abastos por el que tradicionalmente se le conoció, es el año 1945 cuando debería ser su punto de partida. Entonces el arquitecto Carlos de la Torre y Costa lo construyó. Antes, durante la Guerra Civil, el mercado funcionaba, pero aún sin la estructura y las dependencias que después se construirían.

Mercado de San Antón

El S. XX marcaría la propia tendencia del mercado, que fue atravesando diferentes épocas y usos dependiendo de la demanda de la sociedad española. Fue ya en el año 2007 cuando se decidió emprender una renovación completa, pues el edificio del mercado se había deteriorado bastante, y era necesario un espacio nuevo para impulsar otra vez el lugar.

Mercado de San Antón

Cuatro años después, en 2011, el mercado se reabre de nuevo con otro concepto: además de poder hacer la compra, los madrileños podían disfrutar de los puestos de restauración y las actividades culturales que había en él.

Mercado de San Antón

El concepto de mercado ha cambiado mucho en los últimos tiempos, como hemos visto con los ejemplos del Mercado de San Miguel o del Mercado de la Cebada. Ahora los mercados ofrecen mucho más que un lugar donde comprar alimentos, y eso es lo que ocurre también en el Mercado de San Antón.

Mercado de San Antón

EL ESPACIO

Actualmente el Mercado de San Antón se divide en tres plantas diferenciadas. En la primera planta se pueden encontrar hasta diez puestos tradicionales, con carnicerías, pescaderías, verdulerías, pollerías, etc. También hay un bar donde se pueden degustar tapas.

Mercado de San Antón

En la segunda planta, los puestos del mercado ofrecen comida para consumir allí mismo o para llevar a casa (un espacio que se autodenomina de show cooking / take away). Además de las típicas tapas españolas, allí se puede comer marisco, comida griega y hasta japonesa.

Mercado de San Antón

Por último, en la tercera planta, el visitante podrá comer en un espléndido restaurante que cuenta con una terraza de 400 m2, donde se puede disfrutar de unas vistas únicas de Madrid y tomar deliciosos cócteles.

Mercado de San Antón

¿SABÍAS QUÉ…?

El Mercado de San Antón tiene un compromiso firme con la sostenibilidad. Prueba de ello es su parte central, donde un gran lucernario sirve para almacenar energía fotovoltaica. El suelo es de basalto fundido, un material que se recicló para poder ser reutilizado, y además el mercado dispone de un sistema de recogida de basura que recicla hasta un 80% de la basura orgánica que se genera en su interior.

Fotografía 01: Earlyspatz

Fotografía 02, 03, 07 y 08: Benjamín Nuñez González

Fotografía 04: Leeturtle

Fotografía 05: nvivo.es

Fotografía 06: InfluenZia marketing

Fotografía 10: Tjeerd Wiersma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *