La vivienda se reinventa

La vivienda se reinventa

La vivienda cambiará para subsanar esas carencias que la actual crisis sanitaria ha puesto de manifiesto en todos nuestros hogares. O dicho con otras palabras: la vivienda se va a reinventar después del coronavirus para que no echemos en falta todo lo que estos tres meses largos de reclusión forzosa hemos visto que nos faltaba en nuestra casa. Cuando en este blog hablábamos de las previsiones para la vivienda respecto a la crisis sanitaria del COVID-19, decíamos que se espera una caída en este 2020 y posteriormente una recuperación paulatina que se iniciará en 2021 y se culminará en 2022. Es evidente que esta crisis sanitaria hasta ahora nunca vista afectará a todos los ámbitos de nuestra vida, y el sistema inmobiliario también se ha visto afectado, pero ¿qué podemos sacar de positivo en todo esto? ¿Cómo podemos mejorar? Eso es justo lo que todos los agentes se plantean para asumir el reto que ahora está ante nosotros: aprender de la experiencia para ser más eficientes y crecer en todos los ámbitos. Por lo que respecta a la vivienda, en estos tiempos de confinamiento se ha hablado mucho sobre la versatilidad. Está claro que todos queremos viviendas más grandes, pero eso no siempre es posible y a veces hay que buscar soluciones para aprovechar más el espacio del que se disponga. En este sentido, los constructores ya están pensando en las viviendas del futuro para que sean adaptables, y se pueda disponer del espacio con flexibilidad para ocuparlo de una manera u otra, según convenga. Esto se puede lograr con puertas correderas u otros sistemas que permitan reutilizar los espacios y transformarlos a gusto del usuario. Ya hemos visto en estos meses que podemos necesitar que la casa se convierta en nuestra oficina o en nuestro gimnasio: los espacios deben estar más vivos que nunca para que el usuario disponga de ellos como mejor guste.

La vivienda se reinventa

MEJORANDO LAS CALIDADES

Muchos problemas que antes habían pasado desapercibidos, se han puesto de manifiesto con el confinamiento. Y es que vivir en un inmueble las 24 horas del día durante meses poco tiene que ver con ocupar la casa sólo una pequeña parte de la jornada. En las semanas de confinamiento tuvimos mucho más presente los ruidos del vecino, lo cual supuso una de las principales quejas por parte del usuario. Los constructores han tomado nota y saben que deben hacer un esfuerzo para que las calidades de los próximos inmuebles que construyan sean lo mejor posible. Es una evidencia que la luz natural resulta fundamental en casa, pero con el confinamiento esta cuestión ha quedado todavía más patente. Y es que una casa poco iluminada es una casa triste. Los constructores lo saben y harán un esfuerzo para conseguir la mayor luz natural posible para las casas del futuro.

La vivienda se reinventa

ANTE TODO MUCHO ESPACIO, AUNQUE SEA COMPARTIDO

Ya sabemos que el confinamiento ha puesto sobre la mesa la necesidad de aprovechar al máximo el espacio de la casa. Disponer de terraza y jardín se han convertido en una necesidad para muchos y los áticos son más valorados que nunca. Se estima que en un futuro las viviendas de obra nueva compartirán espacios de esparcimiento entre los vecinos (gimnasios, piscina, lugares de trabajo o recintos deportivos) para que la casa no termine al cerrar la puerta. Un nuevo concepto de casa nos espera en un plazo de tiempo no muy lejano, por lo que deberemos estar abiertos para recibir los cambios que se produzcan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *